Mejores prácticas para Diseño Móvil

Diseño Móvil

¡Este artículo es contigo diseñador, así que destapa tus oídos y tus ideas y presta atención!:

Todo diseñador de aplicaciones web se concentra en darle más tiempo del normal al área de soporte cuando implementa alguna aplicación. Este exceso de tiempo en esta área garantiza estar en contacto con la aplicación aún después de entregada, lo que le permite al diseñador tener en cuenta todas las situaciones para mejorar la versión siguiente.

Para lograr este nivel de compenetración con la aplicación, todo diseñador debe tener muy claros los principios de diseño para que una aplicación alcance todos los objetivos para los que fue diseñada.

En este artículo te dejaré las 5 mejores prácticas para el diseño móvil que garantizaran que tu aplicación sea todo un éxito. Vale la pena destacar que estas 5 prácticas pueden ser implementadas en cualquier proyecto de desarrollo de aplicaciones móviles.

Recuerda que tan solo un pequeño detalle puede catapultar o lanzar al abismo tu aplicación.

El diseño debe contar con un estilo fresco y atractivo

El primer paso para que tu aplicación sea todo un éxito es definir un estilo fresco y atractivo que enganche al usuario a primera vista. Esto lo lograras con colores llamativos (entre otras cosas). En lo primero que debes pensar es en cómo se ven tus logos, recuerda que una de las cosas más importantes es que el usuario pueda identificar tu aplicación entre otras. Al tener una imagen corporativa definida podrás pensar en cómo se verá tu aplicación cuando se implemente en el dispositivo móvil.

Muchas personas que están comenzando en este campo utilizan un App Builder, al usar esta herramienta tienen la oportunidad de escoger entre una diversidad de plantillas las cuales te ahorraran tiempo en la implementación de tu aplicación. Lo recomiendo para empezar y poder trastear un poco. 😄

La navegación debe ser fácil y rápida

Una aplicación que mantenga al cliente interesado es aquella cuya navegación le permite al cliente desplazarse rápida y cómodamente hasta encontrar lo que necesita. El resultado de esta experiencia de usuario es lo que convertirá al usuario haciendo que este vuelva a usarla. Una de las características más usadas en los dispositivos móviles es el Scroll Infinito el cual le da una sensación de libertad y control al usuario mientras navega.

Este recurso es ideal cuando el contenido de tu aplicación es largo y extenso. Por el contrario, si el contenido es generado por el usuario lo recomendable es implementar una barra de navegación que le permita al usuario saber dónde se encuentra en todo momento.

Es imprescindible una barra de navegación que esté siempre visible

Al dejar la barra de navegación de tu aplicación siempre visible, no solo tendrás un lugar para tener iconos que ayudan al usuario sino que tu marca también estará visible. El diseño e implementación de esta barra no puede ser mediocre ya que eso haría que el usuario pierda el enganche a primera vista. Esta barra debe convertirse estratégicamente en la base del despliegue de tu imagen.

Recuerda que debes trabajar de manera pulcra todos los diseños que se vayan a mostrar en esa barra de navegación, deben tener el tamaño a adecuado y una resolución que atrape el interés del usuario.

Puedes apoyarte en aplicaciones gratuitas para diseño de logos si lo tuyo no es lo gráfico o contratarme para que cree el mejor branding para tu marca 😋. Ten siempre claro que será esa primera impresión la que el usuario se llevara como experiencia que lo hará regresar o desertar en búsqueda de otra aplicación que si cubra sus expectativas.

Una adecuada organización en el diseño de tu aplicación será el factor fundamental para que la experiencia del usuario sea placentera

La idea principal de todo diseñador debe ser organizar el contenido de manera que sea fácil para el usuario conseguirlo. Si cuentas con contenido destacado tendrás la batalla ganada. Por lo general el contenido es texto, así que no dudes en combinarlo con imágenes atractivas y de calidad haciendo que ese texto resalte.

Colores llamativos y una buenas imágenes enamoraran al usuario segundos antes de que comience a leer el contenido.

La combinación del texto con las imágenes es un imán para los usuarios, hoy en día la ciencia ha aportado muchos estudios sobre el color y cómo usarlos adecuadamente para lograr objetivos determinados. Usa la ciencia para colocar colores que enganchen al usuario en cada una de las secciones de la aplicación.

Una atractiva pero agresiva pantalla de bienvenida harán la diferencia

¡Una pantalla bonita es lo primero que verán los usuarios de tu aplicación!

Así que mientras más bella, atractiva, sensual y exótica sea mejor. Siéntete en la libertad de darle rienda suelta a tu imaginación y buen gusto y destácate por implementar colores y estilos que dejen con la boca abierta al usuario desde esa primera vez.

Recuerda que la primera vez siempre se recuerda y no hay nada en el mundo que pueda borrar esa imagen de tu mente. Ese efecto de la primera vez es lo que garantiza que el usuario regrese una y otra vez. Recuerda algo importante, en la pantalla de bienvenida no siempre mas es mejor, así que te recomendamos apostar por lo más sencillo, muchas veces mucho contenido puede parecer desordenado y eso no les gusta a los usuarios.

Estas cinco mejores prácticas iluminaran tu camino mientras pasas por el oscuro camino del diseño de tu aplicación, pero al final serás solo tu pequeño saltamontes quien decidirá el rumbo, quedando en tus manos el destino de todas esas personas que utilizaran tu aplicación. Recuerda que aunque estés en el último minuto siempre hay tiempo para un cambio más así que si sientes que todavía hay algo que no te cuadra cámbialo. Ese cambio puede ser el que garantice que el éxito o fracaso de tu aplicación.

10 prácticas del cliente que se convertirán en errores si no prestas la debida atención

Así como hay prácticas que garantizan el éxito de una aplicación llevando al usuario a estados de placer indescriptibles, existen prácticas que tienen la habilidad de hacer que el usuario vomite y tenga indigestión de inmediato. No importa si hablamos de una aplicación nueva, una versión o una adaptación.

Algunos diseñadores han aprendido con sangre sudor y lágrimas que hasta el más mínimo error puede derrumbar cualquier aplicación, muchas veces un color inadecuado o una desordenada organización de los elementos del contenido se convierten en la pesadilla de todo diseñador y de todo usuario.

No todo lo que brilla es oro, y no todo lo que piensa el desarrollador sirve, recuerda que escuchar a tu cliente una y mil veces más hará que tengas mayor claridad en cuanto a lo que el cliente quiere. Acá te dejamos 10 prácticas que seguramente se convertirán en errores cuando tus oídos solo sirven para escuchar noticias del tercer mundo y no a tus clientes.

Cuando el cliente CREE que necesita una aplicación y lo que necesita es un perrito

No todos los clientes necesitan una aplicación. Estudios aseguran que el usuario solo se mantendrá usando 4 aplicaciones con frecuencia. Así que pregúntale a tu cliente ¿Qué cosas nuevas aportara la nueva aplicación? ¿Es realmente necesaria? Con la respuesta correcta a estas preguntas te evitaras el mega error de tu vida, cuando el cliente se empeñe en tener una aplicación que no solo sirva en su imaginación, recomiéndale que se compre un lindo perrito. Por lo general las grandes marcas apuestan más por un sitio web que garantice una experiencia duradera al usuario que por una aplicación móvil que el usuario solo usara una vez y luego borrara de su dispositivo sin pena ni gloria.

Cuando el cliente NO conoce el público al cual quiere orientar una aplicación

hay que darle al pueblo lo que el pueblo quiere y el cliente siempre tiene la razón son dos dichos que en el desarrollo de aplicaciones no se llevan muy bien. Al pueblo hay que darle lo que necesita, y el cliente NO siempre tiene la razón, así que si el cliente no tiene ni la más remota idea de cuál es el público al que va a orientar su aplicación dile adiós y que le vaya bonito. Si el cliente que te pide que desarrolles una aplicación no conoce a su público no podrás desarrollar ninguna aplicación.

Cuando el cliente quiere una aplicación nativa

Existen miles de aplicaciones que nadie usa porque son limitadas, costosas o simplemente si función es estúpida. Aún así también existen clientes que se empeñan en este tipo de aplicaciones y lo peor es que las quieren nativas. A estas aplicaciones solo les espera el borrado del dispositivo, haciendo que el cliente busque otra que si le sirva.

Cuando el cliente no quiere actualizar su sitio web para que se visualice en dispositivos móviles

Hoy en día en donde los dispositivos móviles son la tendencia aún encontramos sitios web que no pueden ser visualizados desde estos dispositivos. Ha llegado la hora de hacer un poco de trabajo social y explicarle al cliente, como si está en la escuela, que actualizar un sitio web para que se visualice en dispositivos móviles va mucho más allá de poder agrandar el contenido en la pantalla.

Cuando el cliente quiere saber más que el diseñador

Existen muchos clientes que no solo tienen la idea sino que también quieren enseñarle al diseñador como implementarla. Cuando el diseñador se deja llevar enteramente por el cliente de seguro que los flujos de la información mal empleados, se convertirán en la mayor catástrofe a la hora de diseñar cualquier aplicación con el cliente arriba. En estos casos, dile a tu cliente que vaya a darle una vuelta a las gallinas marinas y que regrese con nuevas noticias. Vaya creo que he tenido un Déjà vu

Cuando el cliente quiere hacer más de lo permitido por la ciencia

Existen clientes que cuando presentan la idea al diseñador quieren romper las leyes de la física y de la gravedad juntas, intentando implementar una aplicación que no es posible en este mundo. En esos casos es mejor dar la media vuelta e irse con el sol cuando muera la tarde. ¡Coño otro Déjà vu!

Cuando el cliente exige datos de los usuarios

Una aplicación no es una tienda por departamentos en la cual siempre debes dar tus datos a la hora de pagar, no en todas las aplicaciones son necesarios los datos del cliente. Ya hay estudios que indican que cuando la aplicación exige un registro o dejar algún tipo de dato personal, más del 60% de los usuarios abandona la aplicación de inmediato.

Cuando el cliente quiere una aplicación simple

Una aplicación demasiado sencilla también puede resultar mala, ya que cuando el usuario no ve funciones extra o necesaria para poder obtener los objetivos que busca, es razón suficiente para abandonar la aplicación y buscar otra que le brinde otras opciones.

Cuando el cliente desconoce las funciones de un dispositivo móvil

Algunos clientes se olvidan por completo de las funciones que caracterizan a los dispositivos móviles, dejando a las aplicaciones en desarrollo desprovistas de los avances tecnológicos que el usuario usa cotidianamente. Es por eso que jamás debes olvidar funciones como: Geolocalización, códigos QR, cámara y muchas otras funciones que se encuentran en el 100% de los dispositivos móviles a nivel mundial.

Cuando el cliente no permite hacer pruebas en tiempo real

Para el éxito total de una aplicación el cliente debe estar dispuesto a hacer algunas pruebas con usuarios en tiempo real antes de dar por sentado que la aplicación funciona. No querrás que cuando el usuario instale tu aplicación tenga que desinstalarla porque esta simplemente dejo de funcionar, eso no es una falla, eso significa que la aplicación no se probó lo suficiente y por ende NO SIRVE.

Y con esto me despido no sin antes recordarte: ¡aquí no es bueno el que ayuda sino el que no estorba!

Comentarios

1
×
Hola! 👋
¿En qué puedo ayudarte?